treintaycincomilimetros

6 de junio de 2014

Al filo del mañana

por Sigfrido Gross

Si hay algo sobre lo que no hay discusión es el hecho de que Tom Cruise - poderosísimo actor y productor - tiene grandes admiradores (entre los que me encuentro) y tremendos detractores. Partiendo de esa realidad, en esta nueva película sobre paradojas temporales que protagoniza, se produce una paradoja - valga la redundancia - y es que todos ellos, admiradores y detractores, podrán disfrutarla desde un punto de vista pornográfico. Por un lado, sus admiradores disfrutarán de que Cruise sale en todos y cada uno de los planos de la cinta, y por otro sus odiadores, me niego a utilizar la palabra haters, se deleitarán con el hecho de que éste muere cada dos por tres en este nuevo film de Doug Liman (El caso Bourne).


Al filo del mañana parte de una base de ciencia ficción típica que en ningún momento trata de disimular:

En un futuro cercano, la tierra ha sido invadida por extraterrestres hostiles. Para combatirlos, el ejercito ha creado una artillería increíble y superior a la de los aliens; pero a pesar de ello siguen perdiendo la guerra. Un tipo normal, no militar, se verá obligado a combatir. Tras morir al poco de entrar en batalla, descubrirá que tiene la habilidad de volver a despertar ese mismo día y repetirlo una y otra vez, sin importar cuantas veces muera.

Con esta premisa, y viendo el diseño de producción de la película, podríamos decir que estamos ante una especie de cruce no disimulado entre Código fuente(Duncan Jones, 2011) y Starship Troopers (Paul Verhoeven, 1997). Tanto por su trama, como por el aspecto de sus aliens o su tono, al principio sobretodo, ácido con las publicidades del ejército.

Doug Liman, responsable de películas como Caza a la espía, o la citada El caso Bourne, se separa completamente del tipo de acción de esta última para venderse a un estilo mucho más nervioso y urgente; con la utilización de una cámara loca que no para de vibrar y moverse, y que no te deja ver nada. Con la intención de no separarse casi en ningún momento del personaje de Cage (Cruise), Liman comete el error de tratar de ser realista a cualquier precio. Y ya no es que no consiga que el espectador sepa qué ocurre, si no que ni siquiera sepa en qué espacio físico se encuentra. Las escenas son tan rápidas, que uno no sabe situarse en la acción.


Curiosamente, lo que sí hace muy bien la película, es situarte en el espacio temporal en el que se encuentra. Y, teniendo en cuenta el planteamiento temporal de la historia - en la que las mismas escenas se suceden una y otra vez - es un gran logro a nivel narrativo. Ahora bien, que lo que ocurre en esas escenas sea interesante o no, es un tema distinto. Pero el cómo se han dosificado dichas escenas para que cuando se repiten no resulten repetitivas, es uno de los factores logrados en el film.

Tiene gracia que Tom Cruise se haya convertido en uno de los abanderados de alguna de las mejores cintas de ciencia ficción de los últimos años: ahí están Minority Report (2002), La guerra de los mundos (2005); y de cómo ha perdido un poco el camino después con Oblivion (2013), y ésta que nos ocupa, Al filo del mañana.

La cinta dirigida por Doug Liman tiene algo muy bueno, y es que va completamente al grano desde el principio. Desde que arranca, casi en ningún momento da un respiro al espectador en lo que al ritmo de su trama se refiere. No paran de ocurrir cosas, a veces las mismas, pero es que de eso va la película. Trata de ser de una urgencia imparable, pero a veces eso resulta demasiado obvio y, cómo público, desconectas un poco.


El desarrollo de personajes es casi inexistente. Al menos en lo que a los secundarios se refiere, que siempre van a estar en el mismo punto y, debido a la propia naturaleza de la historia, poco pueden avanzar. Al contrario que Cage (Cruise), que en cada una de sus repeticiones se ve más implicado con la gente que le rodea. De este modo, Al filo del mañana intenta vendernos cierto subtexto, en el sentido de que habla de cómo reaccionaríamos si, en nuestra vida, se nos diera la oportunidad de cambiar las decisiones que tomamos en una ocasión. Algo que todos nos hemos planteado alguna vez. Pero que en una película así, queda ridículo.

Un film muy entretenido, bien hecho, bien hilado y que cumple sus expectativas pero no va más allá de ellas. Hay que disfrutarla en el cine, y a ser posible acompañado. Hay que comentarla mientras la ves. Exige cierta atención para poder seguirla bien. Cae en errores de guión bastante garrafales, de los que parece ser plenamente consciente, pero del mismo modo aporta casi todos los placeres que una película de este tipo debe aportar. Es muy disfrutable, así que eso. Disfrutadla.
  • Al filo del mañana

  • Título original:
    Edge of Tomorrow

  • Dirección:
    Edge of Tomorrow

  • Año de producción:
    2014

  • Nacionalidad:
    USA

  • Duración:
    113

  • Fecha de estreno en España:
    2014-05-30

Sigfrido Gross

Sigfrido Gross nace en Málaga el 25 de junio de 1984. Su padre lo lleva, desde muy pequeño, a ver todo tipo de películas: desde cine de animación, a Las Tortugas Ninja o desde Batman a reposiciones del cine de Sam Peckimpah.

A parte del consabido trauma perpetuo e irreversible debido a ver cintas como Conocimiento carnal, Akira o Grupo salvaje, Sigfrido también adquiere una profunda e incontrolable pasión por el cine. De todas las épocas y géneros.

Tras estudiar el Bachillerato artístico y algo de fotografía, comienza estudios de Realización de Audiovisuales. Igualmente recibe un curso de guión en la ECAM, el cual le impulsa a profundizar un poco más en la escritura y estudia 3 años de narrativa cinematográfica en la Escuela Audiovisual del Mediterráneo.

Realiza su primer cortometraje, Residuos, que gana un premio a dirección novel en NexoSur y es rechazado en varios festivales por ser considerado 'muy violento'.

Escribe para varios medios de la web artículos sobre cine en todas sus facetas, cosa que alterna con la escritura y corrección de guiones. Para terminar la minibio, digamos lo que siempre se dice: "está trabajando en el que será su próximo cortometraje".

Entradas de Sigfrido Gross

Entradas recientes

Área de usuario