treintaycincomilimetros

30 de septiembre de 2014

La entrega

por Manuel Aguilar

Fui a ver The drop sin saber absolutamente nada de la trama de esa película. Tengo que reconocer (que no confesar, que me pongo pesadito con ese tema) que mi único aliciente inicial era ver la última actuación del gran James Gandolfini (o para el que haya puesto una mueca de ¿y ese quién es?), el incomparable Tony Soprano de la histórica serie de la HBO, una debilidad personal y una vez más no me defraudó. Siempre fue un grande y se fue haciendo un papel a la altura. Discreto pero esencial.

Bueno, tras ese primer párrafo, quedan muy claras mis preferencias. Pero The drop me sorprendió con mucho más.


Me sorprendió que una película de mafias de barrio, tan típicamente americana estuviera en la sección oficial del Festival de San Sebastián y además, para un servidor, no debería irse de vacío ya que Tom Hardy hace (una vez más) una grandísima interpretación de ese personaje que no se entera de nada, que aparentemente es muy simple, bobalicón? Más directamente, que es tonto de bueno? Pero que al avanzar la trama, vamos también avanzando en su pasado, en sus pecados, en su oscuridad y se transforma en mucho más.


Me sorprendió gratamente saber que el director era Michael R. Roskam cuya anterior película, Bullhead (2011), disfruté tanto como con esta y en la que queda claro que ese personaje introvertido y con secretos le encanta.

Me sorprendió que el guión fuera de David Lehane, guionista de algunos capítulos de la otra joya de la corona de la HBO, The wire, y escritor de novelas tan famosas (por sus adaptaciones al cine) como Mystic River o Shutter Island y que una vez más nos trae una trama cargada de mafias, secretos, violencia soterrada e intereses enfrentados pero que en lugar de ambientarla en Boston (como suele ser habitual en este escritor), The drop es trasladada a Brooklyn, donde unos mafiosos chechenos usan los bares de la zona para realizar sus entregas de dinero ilegal.


Como podéis ver, ir al cine sin saber nada, te puede traer muchas sorpresas y en este caso, han sido muy buenas.

La historia comienza cuando Bob (Tom Hardy), un tranquilo camarero que regenta un bar junto a su primo Marv (James Gandolfini), regresa a casa una noche y rescata un pequeño cachorro de pitbull del jardín de la casa de Nadia (Noomi Rapace). Todo empieza a ir mal cuando aparece el dueño del perro, un delincuente con problemas mentales que está también envuelto en una golpe que se planea alrededor de su bar.

Con un estilo muy sobrio y lento (demasiado para algunos), planos largos y pocos movimientos de cámara pero un gran control del montaje, The drop nos va alimentando con pequeñas dosis de información y sorpresas constantes, en una trama que hay que reposar poco a poco y que una vez finalizas la película, te deja ese buen sabor de boca de las historias bien definidas y bien concluidas.

The drop no se anda por las ramas, ni nos asalta con violencia gratuita (y bien que pudiera haberlo hecho por el tema que trata) sino que se basa en unos personajes perfectamente definidos para a través de ellos, mostrarnos que la violencia tiene muchas formas y a veces, cuando menos te lo esperas, todo estalla.
  • La entrega

  • Título original:
    The Drop

  • Dirección:
    The Drop

  • Año de producción:
    2014

  • Nacionalidad:
    USA

  • Duración:
    106

  • Género:
    Crimen, drama

  • Fecha de estreno en España:
    2014-09-26

Manuel Aguilar

Nace en Jerez de la Frontera, una noche de octubre de 1978 (se aceptan regalos). Hizo la EGB completa e incluso estudió Filología Hispánica en la Universidad de Sevilla... o eso dicen...

Desde pequeño, ver películas era su principal pasión, llegando incluso a no comer nada durante las casi cuatro horas de El Padrino II (todo un récord) y a romperse la nariz al tirarse por unas escaleras pensando que si Christopher Reeve podía volar (con esa pinta)... ¿por qué él no?

Reza todas las noches para que jamás hagan un remake de Los Goonies y para que de una vez por todas le corten las financiaciones a M. Night Shyamalan.

Ha rodado varios cortometrajes y escrito cuentos pero... ¡lo mejor está por venir!

Acaba de estrenar una comedia de enredo eusko-andaluza, Hoy quiero confesar, que distribuye con Jóvenes Realizadores.

Entradas de Manuel Aguilar

Entradas recientes

Área de usuario