treintaycincomilimetros

7 de diciembre de 2012

Scott Derrickson se recupera

por José Manuel Gómez



Ellison Oswalt es un famoso escritor de best-sellers experto en la investigación de asesinatos que se muda a los lugares en los que estos ocurrieron para producir allí sus exitosos y a veces también polémicos libros. Ahora se ha instalado con su mujer y sus dos hijos en un pequeño pueblo marcado por la tragedia de una familia que fue ahorcada en su jardín. Y se han instalado en la misma casa en la que ocurrieron los terribles hechos, donde se inspirará mucho mejor. Oswalt busca la gloria literaria definitiva con este nuevo trabajo y está dispuesto a todo por conseguirla. Un día, encuentra en el desván unas latas con cintas que supuestamente pertenecieron a la familia asesinada. Va a descubrir algo monstruoso en estas cintas.

Scott Derrickson no prometía demasiado tras la secuela tardía Hellraiser V. Inferno, la fallida El Exorcismo de Emily Rose y el flojísimo remake de Ultimatum a la Tierra de 2008: pensaba que era un director de esos que iba a quedarse relegado a películas de terror cutres, a remakes y a secuelas baratas. Pero el caso es que tras Sinister, cuyo tráiler no me dio buena espina en su momento, me tengo que tragar mis palabras.



El cuarto largometraje de este director es un filme de terror bueno, bastante bueno, que sigue la línea de películas como la maravillosa Insidious de James Wan, que el año pasado intentó devolver la dignidad con sobrado éxito a uno de los géneros más devaluados que hoy existen y que más bodrios entrega cada año. Original no es (es tan difícil serlo ya), pero es en todos los aspectos un excelente filme de casas encantadas con una factura impecable y con un protagonista genial, un escritor sediento de gloria literaria que hace un descubrimiento terrible y que se atreve a jugar en busca de esta gloria con poderes del más allá que no comprende.

Sinister hace gala, como lo hacía Insidious (no es por compararlas, pero ambas son perfectos ejemplos recientes de lo que "debería" ser el buen cine de horror) de un terror sin grandes efectismos y basado en la sugerencia que explota el miedo a lo que puede llegar a ocurrir y finalmente no ocurre y que contiene escenas que dan auténtico mal rollo (geniales todos los vídeos con su música) y sustos que, aunque pueden anclarse también a veces en el facilón y socorrido estruendo sonoro repentino, están bien ideados y son originales dentro de sus posibilidades.

Por otra parte, la historia que el filme narra es interesante desde el primer hasta el último minuto: engancha, aunque tenga su parte predecible, y presenta la información bien dosificada y explicada y un desenlace lógico y consecuente que sorprende. Finalmente, el gran Ethan Hawke está magnífico y borda a un personaje muy creíble y humano que está por encima de la media de lo que suelen ser los personajes de las películas de terror: una suerte de Truman Capote 'best-sellero' y efectista que busca la gloria y la fama en el mundo de la escritura a toda costa y que termina resultando conscientemente antipático para el público; un personaje con relieve que va más allá de ser la clásica carne de cañón para el monstruo de turno. Sinister es una sorpresa, un sorpresón, teniendo en cuenta cómo está la cartelera de este género. Muy recomendable. A ver si Scott Derrickson se recupera de la mediocridad anterior y sigue en esta estela.
  • Sinister

  • Título original:
    Sinister

  • Dirección:
    Sinister

  • Año de producción:
    2012

  • Nacionalidad:
    USA

  • Duración:
    110

  • Género:
    Terror

  • Fecha de estreno en España:
    2012-11-02

José Manuel Gómez

Málaga. 1983. Ha trabajado como periodista en Canal Sur y La Opinión de Málaga y como cooperante en la República Dominicana en el verano de 2007. Ha estudiado inglés en Irlanda y Sudáfrica y francés en Canadá. Ama el cine, la literatura y el cómic y vive para vivir.

Entradas de José Manuel Gómez

Entradas recientes

Área de usuario