treintaycincomilimetros

24 de febrero de 2013

Un nuevo acierto de Kathryn Bigelow

por José Manuel Gómez


Año 2003. La agente de la CIA Maya comienza a trabajar en la embajada de los USA en Pakistán. Es experta en un personaje, Osama Bin Laden, y por ello comienza a ayudar a sus compañeros en los brutales interrogatorios de prisioneros que pueden estar relacionados con el líder de Al Qaeda. Poco a poco, la vida de Maya se transforma en una vida exclusivamente entregada a su trabajo. Poco a poco, no hay otra cosa en su existencia que la carrera por atrapar a Bin Laden... Y está dispuesta a absolutamente todo para conseguir su objetivo.

No me voy a poner a valorar nada que tenga que ver con la controvertida, diluída y legendaria figura de Osama Bin Laden, para unos "héroe" para otros "villano"; para unos amante de su pueblo, para otros un enfermo; para unos invento de los USA como excusa para invadir a quién les de la gana, para otros el monstruo que se revolvió contra ellos, carne de comidilla conspiranoica en los foros más delirantes de los últimos diez años (y lo que queda). Tampoco en la veracidad de lo que cuenta Bigelow en su nueva película, que precisamente trata de cómo supuestamente atraparon en su propio redil a este personaje y de cómo supuestamente lo mataron de una vez por todas. Voy a hablar de la película en cuestión y nada más: que los expertos (o los que se creen que lo son) hablen de Bin Laden.


Y la película es La noche más oscura, muy destacada en todos los aspectos, a pesar de contar con algún que otro fallo consciente o inconsciente que de una forma u otra no cuela. Como la anterior obra de la cineasta, En tierra hostil, La noche más oscura es una película que habla, contexto político aparte, de la obsesión. Porque la Jessica Chastain de ésta vuelve a ser el Jeremy Renner de la primera: un ser que es incapaz de tener en la vida nada aparte de su trabajo. No tiene amigos (amigos, no hablo de colegas), su familia no pinta nada en su vida, no tiene amantes ni relaciones (ni siquiera esporádicas) y vive para atrapar a Bin Laden como el otro vivía para desactivar bombas. Ninguno es capaz de adaptarse al mundo "real", al mundo cotidiano que hay más allá de sus misiones. Y, como Renner, Chastain (cómo me gusta esta actriz, dios mío) borda su papel, e incluso lo hace mejor (y para muestra la escena final del filme, que pone los pelos de punta).

Junto a este retrato de personaje adicto al trabajo, ejemplo perfecto de lo que demasiada gente, por desgracia, está llegando a ser en la sociedad de hoy en día, se despliega un retrato crítico (aunque le falte contundencia en algún aspecto) de una misión más de los Estados Unidos en los que vuelven a quedar una vez más por los suelos al creerse los amos del universo y que pueden hacer y deshacer lo que se les antoje y como se les antoje. El otro lado, por supuesto, y esto es lo que hace al filme más completo, tampoco sale bien parado: el integrismo y el terrorismo actúa de la misma manera, utilizando a las personas y creyéndose sus gerifaltes los otros amos del universo.


Bigelow muestra las atrocidades de ambos bandos y delinea a unos personajes testarudos, cabezones, obsesionados con cumplir unos objetivos en los que creen o quieren creer a toda costa. Y lo hace con garra, con tensión, con tacto y con inteligencia, y consigue que 157 minutos de metraje se pasen en un vuelo. La estética es la de En tierra hostil, férreamente realista, cruda y con algún toquecillo de aire documental.

Queda en el tintero la falta de contundencia de ciertas escenas. Especialmente, en las de tortura, bastante flojitas para lo que todos sabemos que en realidad hicieron (e hicieron auténticas barbaridades, vaya, como las del otro bando). Bigelow se moja pero no se zambulle en la piscina: sí, La noche más oscura mete caña a la soberbia de los todopoderosos de los EE.UU (hay una escena con el Sr. Presidente que es verdaderamente incisiva) pero le falta el toquecito final para que la caña sea la más dura de todas. Esto no lastra la película, que no deja de meter dedos en heridas y que retrata de forma genial una soberbia política y una obsesión enfermiza creíbles cien por cien. Muy destacada.

  • La noche más oscura

  • Título original:
    Zero dark thirty

  • Dirección:
    Zero dark thirty

  • Año de producción:
    2012

  • Nacionalidad:
    USA

  • Duración:
    157

  • Género:
    Drama

  • Fecha de estreno en España:
    2013-01-04

José Manuel Gómez

Málaga. 1983. Ha trabajado como periodista en Canal Sur y La Opinión de Málaga y como cooperante en la República Dominicana en el verano de 2007. Ha estudiado inglés en Irlanda y Sudáfrica y francés en Canadá. Ama el cine, la literatura y el cómic y vive para vivir.

Entradas de José Manuel Gómez

Entradas recientes

Área de usuario