treintaycincomilimetros

6 de febrero de 2012

El 'Brokeback Mountain' de Eastwood

por Jota Linares

Hace tiempo que Clint Eastwood se ha convertido en uno de los últimos artesanos del cine en activo. Dirige película por año y lo mismo te estrena una cinta bélica, Banderas de nuestros padres, que un dramón, El intercambio, su ocaso como actor, Gran Torino, o una historia de corte fantástico sobre la vida después de la muerte, la infravalorada pero a reivindicar Más allá de la vida. ¿Es esta hiperactividad detrás de las cámaras buena o mala? Pues depende del rasero con el que midamos a Eastwood, director del que siempre se puede esperar lo mejor. No se puede hacer una obra maestra, ni siquiera una gran película, cada 365 días (¿verdad Woody Allen?) aunque sí es cierto que, incluso dirigiendo con el piloto automático puesto, el cine de Clint Eastwood es infinitamente mejor que casi todas las películas estrenadas en el año. Pero todos los directores tienen un resbalón y el del longevo cineasta se llama J. Edgar.



El biopic sobre el creador del F.B.I, interpretado por un Leonardo DiCaprio tan brillante como nos tiene acostumbrados, tenía todos los ingredientes para acabar siendo una película fascinante sobre los claroscuros del poder político y del ser humano. Eastwood aporta su clasicismo y compone cada plano de manera elegante y con un sentido del lenguaje cinematográfico único, aunque en esta ocasión se le resiente el ritmo y el montaje que en sus anteriores películas habían redondeado el resultado final. El problema de J. Edgar es su guión, obra del oscarizado Dustin Lance Black, que pasa de un hecho político a otro sin centrarse en ninguno, retomando a mitad del metraje cosas que el espectador ya casi había olvidado y que acaba siendo un batiburrillo de sucesos contados con prisas para intentar agruparlo todo en unos, excesivos se mire por donde se mire, 140 minutos. Clint Eastwood convierte en imágenes potentes el desestructurado e irregular guión de Dustin Lance Black pero poco más puede hacer si el problema de base se encuentra en cómo está contada una historia que podría haber dado mucho más de sí.



Pero si en algo es bueno Eastwood es en acariciar el alma humana con su cámara. Por eso consigue salvar del naufragio a J. Edgar cuando apuesta por mostrar explícitamente la relación homosexual del protagonista con su mano derecha, un convincente Armie Hammer. En esos momentos de intimidad donde el director consigue hacer lo que mejor sabe: dar imágenes a los sentimientos y lograr una emoción pura y conmovedora. Y no deja de ser valiente que, en unos años tan conservadores y retrógrados como los que estamos viviendo, sea un director de ochenta y dos años el que se atreva a dejarse de sutilezas y metáforas absurdas para contar una historia de amor entre dos hombres. Ojalá el guión se hubiera centrado más en el aspecto humano de J. Edgar, todos habríamos salido ganando.
  • J. Edgar

  • Título original:
    J. Edgar

  • Dirección:
    J. Edgar

  • Año de producción:
    2011

  • Nacionalidad:
    EE.UU.

  • Duración:
    137

  • Género:
    Drama

  • Fecha de estreno en España:
    2012-01-07

Jota Linares

Jota Linares nace en Cádiz en 1982 y se traslada a Málaga en 2000 para estudiar Periodismo y Comunicación Audiovisual. Muy pronto empieza a interesarse por el mundo de la ficción, tanto a través de la escritura de diversos guiones como observando el mundo desde detrás de una cámara. Ha escrito y dirigido los cortometrajes '¿A quién te llevarías a una isla desierta?', 'Vivir rodando', 'Un cuento de hadas', 'Varices', 'Placer' y '3,2 (lo que hacen las novias)'. Ha ganado, entre otros, el premio andalesgai 2006 al mejor cortometraje andaluz, el premio del público en el 11 Festival de Cine español de Málaga, el premio RTVA al mejor director joven andaluz, el premio del público en el Fancine (cine de terror y fantástico) 2008, o el premio al mejor proyecto en el Certamen Andaluz de Cortometrajes 2009.
Con '3,2 (lo que hacen las novias)' lleva cosechadas 22 secciones oficiales y 4 premios.

Entradas recientes

Área de usuario