treintaycincomilimetros

16 de agosto de 2011

El capitán América o el divertimento naif del verano

por Jota Linares

La verdad es que no le envidio nada a Joe Johnston la tarea que le cayó con El capitán América, tener que levantar una película sobre el superhéroe más patriótico de todos en una época en que la bandera americana está de capa caída fuera de las fronteras de EEUU. Y es que no sé yo hasta qué punto era buena idea llevar en este momento a la pantalla por primera vez la historia de un rubiales que lleva un traje hecho con barras y estrellas. No es ninguna tontería que en algunos países, entre ellos Corea del Sur, Rusia y Ucrania, la película haya eliminado del título del capitán América para quedarse sólo con el subtítulo, El primer vengador.



El capitán América
era una patata caliente, una incógnita que tenía todas las papeletas para ser un desastre. Así que hay que agradecerle a Joe Johnston que haya optado por sacar su parte más artesana y manufacturar un producto clásico, una película de aventuras de las de toda la vida con su héroe que salva a todos en el último momento, su villano deforme que quiere conquistar el mundo con planes delirantes, una chica guapa y (los tiempos mandan) guerrera, una fortaleza perdida en medio de la nada donde el malo de turno esconde al ejército de turno presto a atacar, un aliado que le fabrica al héroe una cantidad inabarcable de gadgets y artilugios para luchar contra el mal, un galería de actores secundarios de auténtico lujo y así un largo etcétera de elementos comunes pero, ojo, no usados de una manera tópica o repetitiva.


Chris Evans se transmuta, después de su vergonzoso papel en Los cuatro fantásticos, en un superhéroe que se adapta a su (espectacular) físico y a su (desbordante) carisma como un guante. Hugo Weaving demuestra por enésima vez que nadie como él para hacer de villano, ya sea con las gafas de sol del Agente Smith de Matrix o con la cara deformada y roja que luce en El Capitán América. Y ojo con Haylely Atwell, la inolvidable princesa Aliena de Los pilares de la tierra, que aquí sabe sacar provecho de su papel de “chica del héroe” y roba todos los planos en los que sale. El resto del reparto está a la altura de las circunstancias que una película como ésta requiere, no van a ser nominados al Oscar pero no caen en el ridículo de producciones similares muy recientes (¿verdad Ryan Reynolds?, ejem, ejem).



El capitán América es el divertimento naif de este verano, la hermana bastarda y pequeña de Indiana Jones y la última cruzada a la que homenajea desde el respeto de quien sabe que no le llega ni a la suela de los zapatos. Pero al menos la película de Joe Jonhston, con sus nazis enloquecidos y su héroe de toda la vida, no quiere ser lo que no puede ser y eso permite que el resultado final sea una aventura con sabor a películas clásicas, a cines de sesión doble y a esos momentos en los que, probablemente, hubiéramos jugado en la calle después de verla con un cartón pintado por nosotros mismos a modo de escudo y con los colores del que luce el capitán América.

Lo mejor que se puede decir de la película es que no llega a la altura de obras cumbres del género como El caballero oscuro de Christopher Nolan, Spiderman 2 de Sam Raimi, Superman de Richard Donner, El protegido de M. Night Shyamalan o Batman vuelve de Tim Burton pero tampoco produce la vergüenza ajena de Los cuatro fantásticos de Tim Story, Linterna Verde de Martin Campbell o Daredevil de Mark Steven Johnson. El capitán América acaba siendo una película decente, que en los tiempos que corren ya es mucho decir, que no revolucionará el género de superhéroes pero tampoco ayuda a su destrucción.

Eso sí, me sorprendió cuando se encendieron las luces de la sala y oí el siguiente comentario de una chica: vaya porquería, es una americanada. A ver, El capitán América trata sobre un chico cuyo uniforme es la bandera americana y le patea el trasero a nazis durante la II Guerra Mundial, así que no le pidamos peras al olmo. Si alguien quiere ver transgresión y bandera americana cogidos de la mano les recomiendo que eche un vistazo al demoledor plano final de En el valle de Elah de Paul Haggis y que no pierda el tiempo en cintas de superhéroes.
  • Capitán América: El primer vengador

  • Título original:
    Captain America: The First Avenger

  • Dirección:
    Captain America: The First Avenger

  • Año de producción:
    2011

  • Nacionalidad:
    EE. UU.

  • Duración:
    125

  • Género:
    Acción / Superhéroes

  • Fecha de estreno en España:
    2011-08-05

Jota Linares

Jota Linares nace en Cádiz en 1982 y se traslada a Málaga en 2000 para estudiar Periodismo y Comunicación Audiovisual. Muy pronto empieza a interesarse por el mundo de la ficción, tanto a través de la escritura de diversos guiones como observando el mundo desde detrás de una cámara. Ha escrito y dirigido los cortometrajes '¿A quién te llevarías a una isla desierta?', 'Vivir rodando', 'Un cuento de hadas', 'Varices', 'Placer' y '3,2 (lo que hacen las novias)'. Ha ganado, entre otros, el premio andalesgai 2006 al mejor cortometraje andaluz, el premio del público en el 11 Festival de Cine español de Málaga, el premio RTVA al mejor director joven andaluz, el premio del público en el Fancine (cine de terror y fantástico) 2008, o el premio al mejor proyecto en el Certamen Andaluz de Cortometrajes 2009.
Con '3,2 (lo que hacen las novias)' lleva cosechadas 22 secciones oficiales y 4 premios.

Entradas recientes

Área de usuario