treintaycincomilimetros

3 de mayo de 2012

El estruendo de Xavier Villaverde

por Lakshmi I. Aguirre



Realizar una película, pero sobre todo escribirla, acerca de un triángulo amoroso es un riesgo que no deja de tomar el cine. Ha sido uno de los temas más recurrentes en celuloide y ha dado, con diferentes voces, con diversos matices, con distintas miradas, magníficas películas como Jules et Jim (François Truffaut, 1962) o Les diaboliques (Las diabólicas, Henri-Georges Clouzot, 1955).

El triángulo no siempre es equilátero. Habitualmente, tras una bajada a los infiernos, dos de los lados acaban convirtiéndose en líneas paralelas, si no perpendiculares, para no volver a encontrarse jamás. En el caso de El sexo de los ángeles, el director gallego Xavier Villaverde (Trece campanadas -2002-, Finisterre, donde termina el mundo -1998-) ha elegido ese complicado triángulo equilátero como base sobre la que construir su última película, lo que no deja de resultar ingenuo.

Con varias reminiscencias a The dreamers (Soñadores, Bernardo Bertolucci, 2003) y a Teorema (Pier Paolo Pasolini, 1968), El sexo de los ángeles nos introduce en la relación entre Carla (Astrid Bergès-Frisbey) y Bruno (Llorenç González), una asentada pareja de veinteañeros que se debe enfrentar a una inesperada irrupción: la de un magnético joven de vida bohemia (Álvaro Cervantes -Biznaga de Plata al mejor actor de reparto en el XV Festival de Málaga. Cine Español por este papel-) llamado Rai.



A partir de ese momento, los esquemas de la pareja caerán al vacío para reconstruirse de nuevo. El descubrimiento de sentimientos desconocidos, los celos, la reflexión sobre el significado del amor es retratado por Villaverde, con guión de Ana Maroto y la cámara de Sergi Gallardo -Biznaga de Plata a la mejor fotografía en el Festival de Málaga- con un fiel compromiso con sus tres personajes, con sus tres actores.

No dejan de resultar extenuantes, sin embargo, las idas y venidas de Carla (un rostro particular donde los haya) y Bruno, el esfuerzo por introducir el humor de manera forzada hasta desdibujar a los personajes secundarios, y las persistentes escenas de sexo que, curiosamente, en el caso de las relaciones homosexuales no son mostradas con la misma naturalidad, cuando la película es un intento manifiesto (y pretencioso) de radiografiar la libertad para amar de una generación con nuevos principios.

Esa buena idea, la de reflejar que “la vida real de las personas va muy por delante de lo que la sociedad admite” en palabras del propio Villaverde, se desdibuja conforma avanza su última cinta. El sexo de los ángeles roza el estremecimiento, la emoción, pero acaba pasando de largo. Una película hecha para el susurro que no deja de resultar estruendosa.


  • El sexo de los ángeles

  • Título original:
    El sexo de los ángeles

  • Dirección:
    El sexo de los ángeles

  • Año de producción:
    2011

  • Nacionalidad:
    España

  • Duración:
    105

  • Género:
    Drama

  • Fecha de estreno en España:
    2012-05-04

Lakshmi I. Aguirre

Lakshmi Iglesias Aguirre (Eibar, 1984), es redactora jefe de la revista digital de cultura Tertulia Andaluza (tertuliaandaluza.com), además de formar parte de varios gabinetes de prensa.

'El hombre tranquilo', 'En un lugar solitario', 'El Apartamento', 'Los Profesionales', 'El Bazar de las Sorpresas'... la obligaron a amar el cine. Cortázar la empujó a escribir, lo que le ha llevado a ganar varios premios de relatos.

En 2009 editó el libro 'La mujer en la sombra: lo femenino en el cine fantástico y de terror' para la Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Estepona, y escribió uno de los capítulos sobre 'La Mujer Pantera', de Jacques Tourneur.

Su antiguo pastor inglés, Atticus Finch -en homenaje al maravilloso personaje de Gregory Peck en 'Matar un ruiseñor'- la acompaña a todas partes y comparte con ella su pasión por el cine, es decir, la vida.

Entradas recientes

Área de usuario