treintaycincomilimetros

29 de marzo de 2012

La transición inevitable: Tres veces 20 años

por Lakshmi I. Aguirre



Existen dos maneras de cruzar la puerta de la tercera edad: con total naturalidad o aferrándose al quicio de la misma como un dibujo animado. La primera de ellas, probablemente más sana, no impide la sorpresa ante la imagen que devuelve el espejo, pero facilita una transición inevitable; la segunda, además de probables accidentes en moto y resacas nada llevaderas, acarrea más heridas y el mismo final: sentarse ante la frontera, de insultante materialidad, que separa a los jóvenes de los mayores (pocos sustantivos y adjetivos que no parezcan despectivos existen en nuestro diccionario para los mayores de 60, lo que ya es clarificador).

De ese tránsito nos habla Julie Gavras -hija del reconocido realizador Costa Gavras- en su segundo largometraje de ficción: Trois fois 20 ans (Tres veces 20 años, 2011). Una anecdótica pérdida de memoria lleva a Mary (Isabella Rossellini) al convencimiento de que el tiempo ya ha pasado tanto para ella como para su marido Adam (William Hurt), y esa repentina consciencia la lleva a debatirse entre la resistencia al cambio y una exagerada obsesión por adaptar el modo de vida de su matrimonio a esa nueva etapa sexagenaria, de la que su marido no querrá de ninguna manera formar parte.



A caballo entre la comedia y el drama -y en realidad, en ninguno de los dos géneros- Trois fois 20 ans resulta algo paródica. Llena de tópicos, previsible, con personajes dibujados a grandes trazos, la película carece de pulso y, lo que es más importante, de emoción. Los momentos cómicos que Gavras introduce no dejan de resultar bochornosos y el tira y afloja entre Rossellini (que hace poco recuperábamos con la reseña de The funeral de Ferrara) carece, simplemente, de interés.

Esta mudanza generacional la plasmó en celuloide de manera brillante precisamente Roberto Rossellini, en la certera Viaggio in Italia (Te querré siempre, 1954). La sensibilidad, el tempo con el que expresa ese otro tiempo que tan bien definió Paul Valéry como “distancia interior”, hacen de este film uno de los mejores retratos (con The dead -Dublineses, 1987- de John Huston) de la abrumadora evidencia de la vejez: del tiempo perdido.

Ante semejantes monumentos fílmicos, Trois fois 20 ans no es más que un intento prescindible de representar una época de la vida que probablemente solo entendamos cuando arribemos a ella, como todos, a la deriva.
  • Tres veces 20 años

  • Título original:
    Trois fois 20 ans

  • Dirección:
    Trois fois 20 ans

  • Año de producción:
    2011

  • Nacionalidad:
    Francia, Bélgica y Reino Unido

  • Duración:
    90

  • Género:
    Comedia

  • Fecha de estreno en España:
    2012-03-30

Lakshmi I. Aguirre

Lakshmi Iglesias Aguirre (Eibar, 1984), es redactora jefe de la revista digital de cultura Tertulia Andaluza (tertuliaandaluza.com), además de formar parte de varios gabinetes de prensa.

'El hombre tranquilo', 'En un lugar solitario', 'El Apartamento', 'Los Profesionales', 'El Bazar de las Sorpresas'... la obligaron a amar el cine. Cortázar la empujó a escribir, lo que le ha llevado a ganar varios premios de relatos.

En 2009 editó el libro 'La mujer en la sombra: lo femenino en el cine fantástico y de terror' para la Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Estepona, y escribió uno de los capítulos sobre 'La Mujer Pantera', de Jacques Tourneur.

Su antiguo pastor inglés, Atticus Finch -en homenaje al maravilloso personaje de Gregory Peck en 'Matar un ruiseñor'- la acompaña a todas partes y comparte con ella su pasión por el cine, es decir, la vida.

Entradas recientes

Área de usuario