crónica

23.04.2012

Día 3: Festival de Cine de Málaga 2012

por Lakshmi I. Aguirre



Kanimambo ha dado los buenos días a la tercera jornada del Festival de Málaga de Cine Español, una ficción documental de las que no pueden faltar en un festival de cine y de las que, poco a poco y afortunadamente, el certamen malagueño está echando mano.

La cinta la componen tres visiones sobre Mozambique, independientes entre sí, que cuentan con momentos verdaderamente emotivos. Ha sido dirigida por los jóvenes Adán Aliaga, Carla Subirana y Abdelatif Hwidar, y producida por Luis Miñarro, que en rueda de prensa se ha mostrado en contra de que "se tenga que privilegiar a los cineastas de toda la vida en detrimento de los nuevos realizadores". Una apuesta arriesgada la suya que se ha ganado el favor de gran parte de la prensa y que nos ha mostrado los rostros de quienes no pierden su afán de superación a pesar de sus circunstancias.

Tras ese viaje a la ciudad africana de Maputo, hemos llegado, ya en segunda sesión, hasta México de la mano del danés Henning Carlsen con su adaptación de la novela de Gabriel García Márquez Memoria de mis putas tristes. Una difícil tarea la de adaptar la obra de este autor colombiano tan dado a romper las estructuras narrativas en sus novelas y a llevar un paso más allá el realismo.

Emilio Echevarría, Geraldine Chaplin y Paola Medina son algunos de los miembros del reparto de este film irregular que adolece, aun contando con Jean-Claude Carrière como coguionista, de ser excesivamente literaria. Una paradoja, ya que son precisamente los textos escritos por García Márquez los que más brillan en el metraje.



Con esta peculiar historia de amor en la cabeza, nos hemos encontrado con los actores y miembros del jurado oficial Inma Cuesta y Raúl Arévalo. Llegaban de realizar la presentación al público de Primos junto con Daniel Sánchez Arévalo en la sección Cinefórum del festival. Hemos charlado sobre el festival y la calidad de las películas que están viendo -y que tendrán que valorar- y sobre sus propias carreras cinematográficas. Se han mostrado satisfechos con el nivel del cine que llena las pantallas del certamen malagueño. Pronto podréis leer las entrevistas completas en nuestra sección Voz en off.

El Cine Albéniz se llenaba ya por la tarde para el pase de prensa de la película dirigida por Roberto Pérez Toledo Seis puntos sobre Emma. Una historia de amor intimista entre una invidente y un psicólogo en la que destaca la interpretación de la actriz madrileña que poco a poco, y con paso firme, se está labrando un hueco importante en el cine patrio. La película, que conjuga el drama y la comedia a través de personajes secundarios de lo más variopinto, es en suma una lección de vida que emocionará a los espectadores de lágrima fácil.

Tras la proyección, hemos tenido la oportunidad de hablar con Verónica Echegui sobre su proceso de transformación en Emma, durante el cual contó con la ayuda de dos mujeres invidentes. "Pasé horas imitándolas en casa y grabándome para ver qué hacía. Nines lo hacía todo sola. Se me cayeron de golpe todas las ideas preconcebidas que tenía", nos cuenta.

Un día intenso el tercer día del festival, en el que sin duda alguna, ha destacado la cinta Kanimambo, cuyo título significa 'gracias' en el dialecto de la localidad mozambiqueña de Maputo.

Enlaces relacionados

Lakshmi I. Aguirre

Lakshmi Iglesias Aguirre (Eibar, 1984), es redactora jefe de la revista digital de cultura Tertulia Andaluza (tertuliaandaluza.com), además de formar parte de varios gabinetes de prensa.

'El hombre tranquilo', 'En un lugar solitario', 'El Apartamento', 'Los Profesionales', 'El Bazar de las Sorpresas'... la obligaron a amar el cine. Cortázar la empujó a escribir, lo que le ha llevado a ganar varios premios de relatos.

En 2009 editó el libro 'La mujer en la sombra: lo femenino en el cine fantástico y de terror' para la Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Estepona, y escribió uno de los capítulos sobre 'La Mujer Pantera', de Jacques Tourneur.

Su antiguo pastor inglés, Atticus Finch -en homenaje al maravilloso personaje de Gregory Peck en 'Matar un ruiseñor'- la acompaña a todas partes y comparte con ella su pasión por el cine, es decir, la vida.

Área de usuario