crónica

25.04.2012

Una firme candidata a la Biznaga de Oro

por Lakshmi I. Aguirre



Ya hemos cruzado el ecuador del Festival de Málaga y, por fin, hemos dado con esa película que pudiera ser merecedora de la ansiada Biznaga de Plata: Els nens salvatges (Los niños salvajes) de Patricia Ferreira. A pesar de los problemas de la proyección, la desincronización entre imagen y sonido ha obligado a detener la proyección durante más de una hora, la cinta de Ferreira ha conseguido mantener en vilo a una sala ansiosa de que eso sucediera.

La directora madrileña lo ha conseguido con una historia absorbente que nos adentra en el mundo de tres adolescentes comunes, al contrario de lo que el título podría dar a entender. Un título irónico para una película que reflexiona sobre la educación, sobre la responsabilidad de los adultos en la misma y sobre la incomunicación en la que todos estamos sumidos.

"Los adultos somos lo que tenemos la sartén por el mango. Tenemos que enseñarles cómo es el mundo, no obligarles a que se adapten a él", ha comentado una elocuente Ferreira, que ha protagonizado una rueda de prensa abierta y cerrada con aplausos por parte de los medios. Su preocupación sobre los recortes de la educación pública han sido más que evidentes: "¡Cómo se están equivocando! No solo necesitan lo que tienen, sino el doble. Nos estamos jugando el futuro de nuestro país".

El proyecto de Los niños salvajes ha estado gestándose durante años, incluso antes de su más cercana conexión cinematográfica: Entre les murs (La clase, 2008) de Laurent Cantet, película que les sirvió para darse cuenta de que "se podía hacer. Si ellos habían podido, nosotros también podríamos". Una película sólida, que ofrece un acercamiento serio y necesario al mundo adolescente, sobre todo a esas emociones que ni ellos mismos comprender ni saben expresar, y cuyo final nos pega una seca bofetada en la cara.



Antes habíamos visionado Ali, la ópera prima del director sevillano Paco R. Baños. Nadia de Santiago (Ali) protagoniza un film que se centra en el miedo de una joven a abrirse al mundo y en las consecuencias que esto tiene en relación a su madre y al joven del que está enamorada. Un personaje excesivamente irónico, tan sarcástico que incluso llega a agotar al espectador. A pesar de ello, Nadia de Santiago vuelve a demostrar que es una de las actrices jóvenes con más talento de nuestro cine.

La obra de Baños es la suma de muchas otras películas. El halo andersoniano se lee en muchísimos de los planos de la cinta, en sus travellings, en el uso de los colores rojo y azul, en la utilización de los objetos fuera de su propio contexto... Sin embargo, en rueda de prensa el director ha mencionado el mundo cinematográfico de Wes Anderson como mera referencia, sin demasiada importancia.

Ali es una película en la que apenas se puede leer entre líneas, lo que supone uno de los mayores placeres del cine. Forzada, con un exceso de atención en la forma que marca una distancia insalvable con el espectador más exigente.

Ya por la tarde, hemos podido charlar con el Premio Eloy de la Iglesia de la decimoquinta edición del Festival de Málaga. Cine Español: Cesc Gay. Un director en cuya corta filmografía (Hotel Room -1998-, Krámprack -2000-, En la ciudad -2003-, Ficción -2006-, VOS -2009-, Una pistola en cada mano -2012-) realiza un certero retrato de las relaciones personales y una auténtica radiografía humana. Pronto podréis leer la entrevista completa.

Para definir la quinta jornada del festival, nos quedamos con una frase de Los niños salvajes: "Todos necesitamos una familia". Cuando la vean, lo entenderán.

Lakshmi I. Aguirre

Lakshmi Iglesias Aguirre (Eibar, 1984), es redactora jefe de la revista digital de cultura Tertulia Andaluza (tertuliaandaluza.com), además de formar parte de varios gabinetes de prensa.

'El hombre tranquilo', 'En un lugar solitario', 'El Apartamento', 'Los Profesionales', 'El Bazar de las Sorpresas'... la obligaron a amar el cine. Cortázar la empujó a escribir, lo que le ha llevado a ganar varios premios de relatos.

En 2009 editó el libro 'La mujer en la sombra: lo femenino en el cine fantástico y de terror' para la Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Estepona, y escribió uno de los capítulos sobre 'La Mujer Pantera', de Jacques Tourneur.

Su antiguo pastor inglés, Atticus Finch -en homenaje al maravilloso personaje de Gregory Peck en 'Matar un ruiseñor'- la acompaña a todas partes y comparte con ella su pasión por el cine, es decir, la vida.

Área de usuario