voz en off

19.08.2013

#littlesecretfilm: late el cine español

por Lakshmi I. Aguirre

Fotograma de Cinema Verité, Verité de Elena Manrique
Fotograma de Cinema Verité, Verité de Elena Manrique

Películas rodadas en secreto durante 24 horas y con un equipo de no más de diez personas; filmes sin guión dialogado, financiados únicamente por el director y estrenados en Internet con licencia no comercial Creative Commons. Un reto que ya ha superado una veintena de profesionales del cine (entre ellos, el crítico Jordi Costa, la productora ejecutiva Elena Manrique o el periodista Héctor G. Barnés) y que ha dejado en los labios de muchos otros el denso dulzor de la miel cinematográfica.

El cine español hace visible su pluralidad latente con #littlesecretfilm. Haizea G. Viana y Pablo Maqueda (expertos en distribución audiovisual) han rasgado la cortina con estas pequeñas películas secretas que elevan el concepto de autoría fílmica y que hacen del bajo presupuesto el mejor acicate a la creatividad en estos tiempos terrosos.

P. Los miembros del equipo sois y habéis sido miembros activos de la industria del cine de España. ¿Cuánto hacía falta una idea como #littlesecretfilm?

R. No sabemos si era necesaria o no. Simplemente queríamos hacer cine de una manera diferente, jugar e intentar abrir nuevos caminos en la creatividad cinematográfica. Introducir al cine un elemento de riesgo que el espectador sienta al observar la película.

P. La situación económica obliga al bajo presupuesto en el cine. ¿#littlesecretfilm hubiera nacido igualmente en otras circunstancias?

R. Es indudable que el contexto que nos rodea ha visibilizado mucho más el proyecto, pero más que una defensa del bajo presupuesto, #littlesecretfilm nace más en defensa de Internet. Intentar defender el cine realizado con muy poco. Intentar emocionar con lo mínimo.

P. ¿Creéis que el cine de bajo presupuesto se convertirá en el cine de culto del siglo XXI?

R. Ya se ha convertido en ello. Más que de culto creemos que es un acto de amor al cine. Cada vez que un realizador decide contar una historia con los pocos medios que tiene a su alcance es una declaración de intenciones. Es hacer en lugar de esperar.

P. Negáis que queráis ser un movimiento, pero las coincidencias con el Dogma son evidentes. ¿Cuál era el objetivo inicial?

R. El manifiesto es cierto que nos ha acercado mucho al dogma, pero nunca lo hemos visto como un dogma, sino como una invitación a que cada realizador haga el decálogo suyo. Nos vemos más cercanos al llamado Mumblecre americano, y aquel objetivo de emocionar desde la historia e interpretaciones, no desde la técnica.

Fotograma de Manic Pixie Dream Girl de Pablo Maqueda
Fotograma de Manic Pixie Dream Girl de Pablo Maqueda

P. ¿Cómo fue el proceso de idear los puntos del manifiesto? ¿Teníais claro desde el principio cuáles iban a ser?

R. Los puntos nacieron con un espíritu muy lúdico. Que dieran ganas de embarcarse en esta aventura, porque #littlesecretfilm no es otra cosa que una aventura. Es pasarlo mal, enfrentarte a muchísimas limitaciones que van a forzar la creatividad de todo el equipo hasta sus propios límites.

P. ¿Por qué es el director quien se debe hacer cargo de la financiación de la película?

R. Es una medida democrática. No depender únicamente de los recursos que tenga al alcance cada realizador/a. No depender de ninguna ayuda externa, subvención o patrocinio. Lógicamente no es un modelo comercial, porque el cine debe de sustentarse sobre unas bases que permitan pagar a un equipo por su trabajo, por ello la rentabilidad que buscamos no es económica sino emocional. Llegar a los mayores públicos posibles.

P. ¿Un acto de amor al cine no lo constituiría el volver a recupera el guión como parte esencial del cine en un momento en el que lo único que se sublima es la tecnología y la imagen? ¿Por qué un #littlesecretfilm sin guión?

R. Por supuesto, el guión es importantísimo. Lo único que hemos querido acotar es la improvisación en los diálogos, ofrecer esa magia al espectador. Pero como se ha podido comprobar, cada #littlesecretfilm ha nacido de una trama guionizada, o no, dependiendo de cada proyecto.

Fotograma de Piccolo Grande Amore de Jordi Costa
Fotograma de Piccolo Grande Amore de Jordi Costa

P. Tanto Haizea como Pablo han formado parte de la distribuidora Avalon. ¿Qué os llevó a decidiros por la distribución por Internet?

R. Internet es una ventana espléndida para llegar a millones de personas y debe de ser dignificada. Tenemos magníficas plataformas de VOD en España como Yomvi o Filmin. Hemos de defender Internet como una vía de estreno. Tanto a los dos como al resto de profesionales que hemos apoyado #littlesecretfilm con nuestros largometrajes nos encanta ver cine en una gran pantalla, TV, o a través de Internet.

P. ¿La distribución convencional está abocada al fracaso?

R. Por supuesto que no, pero hemos de cuidar llegar al espectador. Son tiempos difíciles pero el cine sin una exhibición en salas no será cine. Esa magia no debe de perderse nunca.

P. ¿Cuántas películas se inscriben ya en el marco de #littlesecretfilm? En la web encontramos 17.

R. En efecto, 17 en littlesecretfilm.com, alrededor de una decena que se están produciendo en secreto en estos momentos. Y en pocos días estrenaremos una serie de trece largometrajes en colaboración con el Canal de televisión Calle 13 en el proyecto #littlesecretfilm por Calle 13. El 22 de julio se estrenó #REALMOVIE, mi nuevo largometraje #littlesecretfilm con la gran mayoría de equipo de Manic Pixie Dream Girl, al que seguirán mes a mes nuevos #littlesecretfilms realizados por gran cantidad de profesionales de todo tipo que admiramos profundamente como Jordi Costa, Álex Mendíbil, David Sainz, Ángel Sala, Venga Monjas, Chema García Ibarra, Manuel Bartual, Borja Crespo, Marçal Forés, Miguel Larraya, Roberto Pérez Toledo, John Tones y Noel Ceballos.

Haizea G. Viana y Pablo Maqueda
Haizea G. Viana y Pablo Maqueda

P. Jordi Costa ha sido uno de los adalides del proyecto. ¿Es un logro el haber conseguido que un crítico de cine cruce finalmente la frontera y se ponga tras la cámara?

R. Le estamos muy agradecidos. Fue uno de los primeros en unirse al proyecto y nos sorprendió con su largometraje, ¿A quién no ha sorprendido Piccolo Grande Amore? Nos encontramos expectantes porque estrene en próximos meses su #littlesecretfilm para el proyecto #littlesecretfilm por Calle 13.

P. ¿Creéis que #littlesecretfilm volverá a poner las cosas en su sitio en la pugna presupuestos vs. talento?

R. No es nuestro objetivo. Únicamente producir cine de una manera más arriesgada, sorprendernos a nosotros como creadores y siempre, sorprender al espectador.

P. Muchos de los participantes, como vosotros, forman parte de la industria. ¿Por qué este perfil de profesional se ha interesado por hacer un #littlesecretfilm?

R. Suponemos que porque el cine es su pasión, al igual que nosotros, es el motivo que nos hace respirar. Les estamos muy agradecidos a todos ellos que hayan querido jugar y arriesgarse de esta manera.

P. En Piccolo Grande Amore de Jordi Costa, se dice: "Era como si el corazón me bombease demasiada sangre". ¿Cuál es la mayor virtud de #littlesecretfilm?

R. Nuestra favorita sería la inmediatez. La capacidad que te ofrece el modelo para actuar en lugar de pensar y reflexionar mucho sobre una idea. El carácter colaborativo con todo el equipo ofreciendo mil ideas por minuto para aprovechar un tiempo de rodaje tan limitado. ¡De esas mil ideas al minuto debes de llevarlas a cabo, decidir rápido o no tendrás tiempo!

#littlesecretfilm

Modelo de producción cinematográfica

Biografía

#Littlesecretfilm es un modelo de producción cinematográfica basado en 10 normas que limitan las condiciones de rodaje y distribución, animando a todos los realizadores/as del mundo a sumarse a un ejercicio de riesgo cinematográfico extremo.

Lakshmi I. Aguirre

Lakshmi Iglesias Aguirre (Eibar, 1984), es redactora jefe de la revista digital de cultura Tertulia Andaluza (tertuliaandaluza.com), además de formar parte de varios gabinetes de prensa.

'El hombre tranquilo', 'En un lugar solitario', 'El Apartamento', 'Los Profesionales', 'El Bazar de las Sorpresas'... la obligaron a amar el cine. Cortázar la empujó a escribir, lo que le ha llevado a ganar varios premios de relatos.

En 2009 editó el libro 'La mujer en la sombra: lo femenino en el cine fantástico y de terror' para la Semana Internacional de Cine Fantástico y de Terror de Estepona, y escribió uno de los capítulos sobre 'La Mujer Pantera', de Jacques Tourneur.

Su antiguo pastor inglés, Atticus Finch -en homenaje al maravilloso personaje de Gregory Peck en 'Matar un ruiseñor'- la acompaña a todas partes y comparte con ella su pasión por el cine, es decir, la vida.

Área de usuario