treintaycincomilimetros

10 de enero de 2012

Las ruedas humeantes del escorpión

por Biktor Kero

Drive
Drive


El elegante movimiento de una sudadera plateada con un escorpión dorado en la espalda. Una poderosa canción electro glam sobrevolando la noche e inundándolo todo. Luces verdes y naranjas en simbiosis pintando escenarios. El crujir de unos guantes de cuero antes de un trabajo "sucio". Una penetrante mirada de alguien que, si bien no conoces de nada, sabes perfectamente el calibre que gasta.

Y conducir. Sobre todas las cosas, conducir. Ahí está la clave de todo. Donde se solucionan los problemas y donde también comienzan.

Hay películas que vienen marcadas con fuego por su estilo, que su estética les precede y el eco de las voces de los que la han visto activan tus sensores pro-mitificación. Este es el caso de 'Drive', donde no se escatiman en recursos estilísticos para embellecer de manera bien certera una historia, a priori, sencilla y clásica que desprende un personalísimo aroma moderno-vintage en una revisión del cine de acción más ortodoxo donde se extrapola a los personajes a parajes nuevos y misteriosos. Crudos, únicos, penetrantes.

El planteamiento es una fórmula bien sencilla y trillada: chica de ambiente conflictivo, en apuros + vecino misterioso de ambiente conflictivo, al rescate = sangre, tiros, persecuciones y sueños rotos.

Sin embargo, donde reside la magia de esta suculenta pieza es en la ecléctica manera en que te la sirven. Te vas metiendo en la historia poco a poco, te van engatusando con una fotografía exquisita, una música evocadora y sugestiva, unos personajes a los que le vas pillando cariño sin darte cuenta... y todo "conducido" por un protagonista frío, meticuloso y pragmático al que no le gusta que le saquen de su rutina. Se mosquea mucho. Un personaje del que no sabes ni su nombre, pues ahí reside su poder. Y Ryan Gosling entra en el papel como un guante ajustado, como si fuese hecho a medida. Es un héroe real, como bien dice una de las sensoriales canciones de la B.S.O. ('A Real Hero', College + Sonic Youth).

Cuando quieres darte cuenta, ya estás dentro del universo que Nicolas Winding Refn ha confeccionado para ti. Y te sientas y te dejas llevar. Y las cámaras lentas desaceleran tu pulso por momentos dejándote en un estado de sumisión total. A continuación un estallido repentino acelera tu corazón de repente y dispara tu adrenalina. Pero el tiempo justo, sin excesos y sin fuegos artificiales, pues aquí hemos venido a sentir cosas no a sufrir taquicardias y dolores de cabeza. Y es que esta peli, aunque se clasifique torpemente como cine de acción, realmente es otra cosa mucho menos clara. Menos de género. Un cóctel que puede no llegar a gustar a todo el mundo, pero es lo que ocurre cuando se mezclan cosas, cuando se trata de cocinar cine de autor con cine de acción. Que te quedas a medias. Pero, por contra, tienes un poco de ambas y eso que te llevas a casa. Una grata sensación de que has visto algo especial, para bien o para mal. Es el reto que se plantea el director y, bajo mi lente, sale airoso y peinándose el pelo mientras se aleja, con la cabeza bien alta, para luego meterse en su Ford Mustang y salir disparado con un chirriar de ruedas y dejando un tufillo a llantas quemadas.

Resumiendo, no hagan caso a la clasificación por sistema de las páginas especializadas. Esto es un ejercicio de estilo brutal, para disfrutar, no una película de acción al uso. Si van a ver 'Drive' deben saber que hay tanto de amor como de maldad. Tanto de ternura como de odio. Tanto de dulce y glaseado azúcar como de agrio, ácido vinagre.

DRIVE = Buffalo ´66 (Vincent Gallo) + Transporter (Louis Leterrier y Corey Yuen) + Brick (Rian Johnson)
  • Drive

  • Título original:
    Drive

  • Dirección:
    Drive

  • Año de producción:
    2011

  • Nacionalidad:
    EE. UU.

  • Duración:
    100

  • Género:
    Acción / Thriller / Drama

  • Fecha de estreno en España:
    2011-12-28

Biktor Kero

Biktor Kero lleva vinculado al mundo cinematográfico desde los 20 años, cuando comenzó a estudiar en la escuela de cine Séptima Ars, en Madrid. Allí dirigió su primer cortometraje en 16mm Y sin embargo (2002).

En Londres vivió durante otros 3 años, donde tuvo la oportunidad de estudiar en la London Film Academy y participó en diferentes proyectos de cortometrajes y videoclips como director, ayudante de dirección y montador. Además, dirigió su segundo cortometraje A beat of Reality (2005).

Volvió a su tierra natal, Málaga, en 2006 para continuar realizando cortometrajes como El reencuentro de Alicia (2008) y Un pequeño detalle (2011) y videoclips para agrupaciones como Santos de Goma, Gastmans o The Wheel & The Hammond. Durante los sucesivos años ha trabajado en diferentes productoras audiovisuales como Euromedia Productions, Cedecom e Infodel Media y ha creado su propio estudio de post-producción: Emotioner.net

Actualmente trabaja en como jefe del departamento audiovisual de la marca Ozone Gaming y se encuentra en proceso de promoción de su nuevo cortometraje Paraiso Beach (2014), un cortometraje pos-apocalíptico sobre dos exploradores en un futuro sin esperanza (en distribución actualmente a través de Jóvenes Realizadores) y por el que recientemente ha ganado el premio a Mejor Director en la sección Cortometraje Málaga del 17 Festival de Málaga. Cine Español.

Entradas de Biktor Kero

Entradas recientes

Área de usuario