pupila gustativa

25.04.2014

Pupila gustativa: José María Clemente

1. Tu primer recuerdo de una película.

Una versión de Las aventuras de Tom Sawyer. No digo cuál para que no calculéis mi edad. Bueno va: la de Don Taylor de 1973, pero igual la vi un año más tarde. Recuerdo que en la escena en la que el indio Joe le tiraba un cuchillo a Tom Sawyer me acojoné muy fuerte y me tuvieron que sacar del cine.

2. Sonrisas y lágrimas: una comedia y un drama.

Creo que la película con las que más me he reído es Aterriza como puedas, todas y cada una de las ¿setentaycuatro? veces que la habré visto. El mayor sollozo que he soltado en un cine fue viendo El milagro de Anna Sullivan, en la escena clave de la película. Fue humillante, tuve que disimular y fingir que me había tragado un coco o algo de dimensiones semejantes para explicar ese sonido gutural.

3. Esa película te encanta, pero te da vergüenza reconocerlo.

Cualquiera de Leslie Nielsen. Me parto literalmente con él. Pero no me da vergüenza reconocer que me gustan Aterriza como puedas y Agárralo como puedas, así que voy a decir Espía como puedas, que era espantosa. ¿Puedo contar aquí que le entrevisté dos veces y que tengo fotos con él, o mejor lo dejamos para otro día?

4. El mejor beso en una pantalla de cine.

Ufff? ¡hay tantos! Para salirnos de los habituales, elegiré la casta y fugaz unión de labios entre Reina y Golfo en La dama y el vagabundo, con la complicidad celestina de un plato de espaguetis con albóndigas.

5. El lugar más tenebroso (físico o no) que hayas pisado en una película.

Los pasillos del Hotel Overlook, el de El resplandor, aparentemente tan vacíos, pero que si recorrías su moqueta en triciclo se te aparecían las niñas más acojonantes de la historia del cine.

6. Esa frase de cine que te encanta decir en cuanto tienes la oportunidad.

"Lo tengo en la cabeza, lo demás es garabatear, garabatear, garabatear". Lo dijo Tom Hulce (Mozart) en Amadeus, y yo lo digo cada vez que me meten prisa con un guión.

7. La banda sonora que siempre se repite en tu cabeza.

La de Delicatessen, de Carlos D'Alessio. No se repite siempre en mi cabeza, pero me gusta mucho.

8. La primera película que grabaste en VHS con cinta adhesiva para poder hacerlo sobre el original.

'Una noche en la ópera', de los Hermanos Marx. No he entendido muy bien la pregunta, pero creo que la respuesta correcta es ésa.

9. ¿Qué personaje de cine te gustaría haber sido?

Cualquiera que haya tenido que besar a Marilyn Monroe. Aunque también podría haber respondido directamente: ?Marilyn Monroe?.

10. Un corto imprescindible.

La respuesta suena un poco gafapasta, pero de verdad que no lo es. Hay un corto noruego que se llama Hombre calvo (Skallamann aka Baldguy) que es una delicia, mezcla la comedia, el musical, el absurdo y la homofobia. Una pequeña joya.

11. Un libro de cine que no falta en tu mesilla de noche.

Mi mesilla de noche hay que ampliarla, porque en ella suele haber unos diez libros, lo cual no significa necesariamente que me los lea. Ahora mismo comparten espacio En picado, de Nick Hornby, la novela que inspiró la película Mejor otro día, y Abierto toda la noche, que no es de cine pero es de David Trueba.

12. John Ford vs. Howard Hawks. ¿Por quién apuestas?

Caramba qué difícil. Quizá por Hawks, pero en ninguno de los dos casos me estaría dejando llevar por los westerns. Pero da igual por quién apostara, porque perdería.

13. La comedia de la vida: Mitchell Leisen o Preston Sturges.

Vaya, lo ponéis difícil. Diré Preston Sturges, pero adoro a la Marlene Dietritch de Capricho de mujer, por ejemplo.

14. El momento Lubitsch que no olvidarás jamás.

Cualquiera. Por elegir uno y no irme a Ser o no ser, elegiré ese vals y esa puerta que cierran (literalmente) El diablo dijo no. Amo a Lubitsch y a sus puertas gracias a un señor que sabe de cine lo que no está escrito y que se llama Tony Partearroyo.

15. Visité esta ciudad por la película...

No lo suelo hacer por ese orden, sino más bien lo contrario: visitar los lugares de película de los sitios a los que viajo. Por ejemplo, el Teatro Massimo de Palermo, en cuya escalera se cargaban a Sofia Coppola en El Padrino 3. Fui en honor a la película, no a celebrar que se cargaran a Sofia.

16. Un actor desaparecido al que habría que recuperar.

Pues ya que no he apostado por John Ford, voy a elegir a Harry Carey y a su hijo Harry Carey Jr. Dos grandes del western clásico y del muy clásico.

17. Un nuevo talento que no vas a perder de vista.

Por razones varias, estos días estoy viendo mucho a Irene Escolar, un animal interpretativo del teatro que ahora está haciendo más cine y televisión. No es un talento nuevo para los que frecuentan las tablas, pero me da que en breve va a dar mucho que hablar al gran público.

18. Mucho ruido y pocas nueces: una idea para sacar adelante la industria cinematográfica española.

Para empezar, cambiar al Gobierno, o al Ministro de Cultura, o al Ministro de Hacienda. Son tres lastres para el cine (para la cultura) en este país. Pero no basta con eso: la crisis del cine es tan grande que es momento de arriesgar y probar cosas. Probemos con otros precios. Probemos con otros formatos. Probemos con otras programaciones. Está claro que la gente va al cine por menos dinero, pero también que la industria no se sustenta a 2,90 euros, así que probemos hasta llegar a un precio competitivo que la gente acepte. Liberemos las tarifas: cobremos menos por La herida que por Lo imposible. Abaratemos y fomentemos el cine online, potenciemos que los nuevos directores puedan estrenar en plataformas digitales, pero sin necesidad de que hagan películas por cero euros, sin pagar a actores ni equipo (ahora se hacen películas en las condiciones en las que antes se hacían cortos). Desde la prensa, ayudemos y apoyemos al cine. No denostemos un producto (cine o serie) sólo por ser español, tratémoslo igual que al francés o al argentino. Y como espectadores, no digamos que "el cine español es malo" cuando no vemos cine español. Y desconfiemos de la gente que cree tener una solución, como yo.

José María Clemente

Periodista

Biografía

José María Clemente es un periodista especializado en cine, aunque antes de que alguien se diera cuenta de este detalle, trabajó en Interviú, Diez minutos, Canal Estilo y otros medios que no parecían presagiar su destino.

Lleva diez temporadas dirigiendo programas de cine en CANAL+, como Cinexprés, Código cine o Tentaciones; realizando documentales como Actrices o Se busca cómico para película; colaborando en revistas como GQ y Vanity fair y poniendo su melosa voz a las secciones de cine de Cadena Dial y 40 principales.

Es sin duda uno de los comunicadores más atractivos de este país, además del autor de estas líneas biográficas. Y tiene muchos premios. Bueno no, no tiene ninguno.

Área de usuario